• Elegir el tipo de copa es sencillo
  • Existen diferentes tamaños y modelos
  • La copa menstrual se puede utilizar a cualquier edad

SOFÍA PINTO.- Hemos hablado de qué es una copa menstrual, sus beneficioscómo utilizarlaAhora, responderemos algunas de las dudas más frecuentes con respecto a este dispositivo de gestión menstrual.

  • ¿Cómo sé qué copa es mejor para mí?
Copa correctamente colocada, cuello de útero alto.
Fuente: morien-san.livejournal.com (Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0).
Copa correctamente colocada, cuello de útero más bajo.
Fuente: morien-san.livejournal.com (Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0)
Copa colocada de forma incorrecta.
Fuente: morien-san.livejournal.com (Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0)

Podemos realizar un análisis cervical, como mencionamos en la entrada anterior, que nos permita determinar la altura de nuestro cuello del útero. De esta depende la longitud de la copa que necesitamos. Si el cuello está bajo y la copa es demasiado larga, quedará por fuera del canal. Si, por el contrario, está muy arriba, puede que la copa no llegue o que la boca quede más arriba, por lo que tampoco podrá recolectar la sangre.

Las copas están hechas del mismo material, por lo que las variaciones no son esenciales entre marcas y modelos. Algunas son más gruesas que otras, por lo que, si se tienen paredes vaginales estrechas o sensibilidad, será preferible utilizar una más blanda.

Los agujeros cambian el tamaño dependiendo de la copa que se elija. Si son demasiado pequeños, será más difícil limpiarlos y que rompan el efecto de vacío.

En lo referido al talle, las marcas tienen tablas en las que cruzan variables de edad y embarazo, para orientar sobre qué tamaño es el ideal. En este link hay una guía que incluye varias copas.

  • ¿Se puede usar la copa  a cualquier edad?

¡Sí! La copa menstrual es una opción desde la menarca. Al igual que los tampones, puede ser utilizada cada mes, sin importar los años o la actividad sexual.

  • ¿Las copas no son muy grandes?

Aunque lo parezcan, en realidad no lo son. El material se pliega y, al hacerlo, disminuye su volumen. La posibilidad de elegir entre diversos tamaños, significa que posiblemente alguna se adapte a cada canal.

  • ¿No es antihigiénico?, ¿y si estoy en un baño público?

Es cierto que algunos lugares no están limpios y puede parecer antihigiénico quitarse la copa y lavarla. Una solución sencilla es tener dos y llevar una esterilizada para esas ocasiones. Como alternativa, tener una toallita húmeda guardada en un sitio limpio, puede ayudar en esas ocasiones.

  • ¿Y si se tranca?

Los modelos de copa se han ido modificando. La incorporación de los agujeros de ventilación asegura que la copa no se va a quedar trancada. Basta con presionar la base de la copa, para que el aire entre y esta pueda ser retirada.

Útero bordado. Cada útero es diferente, hay que tener en cuenta las peculiaridades de cada uno, para elegir correctamente la copa menstrual.
Fuente: Uterus Art (Flickr, CC BY 2.0)

¿Has utilizado la copa menstrual o quieres saber sobre experiencias de otras mujeres? Deja un comentario.

¿Te quedaron dudas sin responder?, ¿encontraste algún error en el artículo? ¡Contáctanos!